Cristina Kress, una historia de valentía y decisión 

Descubrí los momentos determinantes de la hoy Directora Ejecutiva del Grupo Kress. Cómo mantuvo vivo el proyecto familiar y con tan sólo 20 años de edad, asumió la enorme tarea de llevar adelante la empresa.

La decisión

A tan corta edad Cristina tuvo que tomar el desafío de liderar una empresa, tras una llamada de su madre. Sin mucha experiencia, decidió abrazar el proyecto que años atrás había sido el sueño de su padre, razón que la motivó a continuar. Recordemos que nuestro fundador de Frutika, Heinfried Wolfgang Kress, fallece en un trágico accidente, razón por la cual la Sra. Beate Kress tuvo que hacerse cargo de la empresa. Es así que luego de muchos años de trabajo y grandes esfuerzos e inversiones de parte de su madre, en noviembre del 2007, a dos semanas de cumplir 20 años, Cristina Kress asumió la desafiante misión de liderar el grupo empresarial forjado por sus padres.

“Decidí seguir el mismo ejemplo que mi madre, que sin tener mucha experiencia continuó lo que mi padre siempre deseó” Cristina Kress

El desafío

Cristina nos cuenta que al comienzo fue un poco difícil a consecuencia de su inexperiencia. Pero el estar rodeada de profesionales capacitados en cada unidad de negocio, ayudó a que rápidamente pueda adaptarse y aprender.

“La apertura de cada uno de los gerentes y profesionales me ayudo a crecer, nunca me cerraron las puertas, me sentí respaldada y respetada”.

Enseñanza heredada

Para Cristina, hay dos enseñanzas que heredó de su padre y marcaron su vida:

  • Primero: “No hay desarrollo pleno y sustentable rodeado de pobreza”. Se tiene que desarrollar un ambiente básico sustentable y un trabajo integral para crecer juntos.
  • Segundo: “Hay que darle más valor al trabajo humano” Refiriéndose a la educación de sus colaboradores y comunidad. Ésto lo podemos ver en Kressburgo y toda la inversión que hace el Grupo Kress en la comunidad, con las escuelas y la capacitación diaria que se inculca.

El empeño

“La persistencia es primordial para mejorar y compartir el éxito” Para ella es clave ser dedicado y responsable en lo que uno hace. En Frutika se inculca mucho la disciplina y capacitación diaria de los colaboradores. Recalca que el Paraguay debe hacer productos diferenciados y tiene mucho potencial para ello.

“Todo esfuerzo es recompensado, siempre hay que dar más de lo que se pide” Cristina Kress